24 barrios resultaron afectados luego de las intensas precipitaciones. Inundaciones y deslizamientos marcaron la debacle

Varias calamidades se presentaron en la capital risaraldense y en Dosquebradas, las cuales perjudicaron aproximadamente a 80 familias. Las inundaciones, el colapso de techos y los deslizamientos de tierra fueron protagonistas de la preocupación ciudadana.

De acuerdo con el reporte de los Cuerpos de Bomberos de Pereira y Dosquebradas, se tuvieron que atender numerosas emergencias de la mano con Defensa Civil, la DIGER y demás organismos municipales.

En cuanto a los daños registrados en Pereira, los habitantes de al menos ocho sectores resultaron damnificados ante las complejas lluvias y tormentas eléctricas.

Hubo taponamientos de vías en la calle 6 con carrera 5; la vía entre Turín y Curtimbres; la vía entre Cuba y Alto Erazo. Por otro lado, está incomunicada la vía entre Panorama y Cuba a la altura de la manzana 29.

Asimismo, en Nacederos hubo una vivienda afectada por deslizamiento, así como en el Parque Industrial B tras el desbordamiento de dos quebradas y los problemas de alcantarillado.

Varias viviendas tuvieron colapso de techo a lo largo de la ciudad. Como si fuera poco, también una persona cayó a un quebrada en el sector del Tigre junto con su moto, pero fue rescatada por los organismos de socorro.

Adicionalmente, un incendio se reportó en inmediaciones de la vía a Armenia, esto a la altura de los cementerios. La habitación de una finca se incendió, pero no dejó lesionados.

Finalmente, en Dosquebradas fueron perjudicados los barrios Campestres, el sector de Villa Diana, Los Reyes, el mismo Hospital de Santa Mónica y el Lago de la Pradera.

Los enceres de varias viviendas fueron destruidas, e incluso hubo pérdidas materiales en dichas casas.

Autoridades siguen realizando censos generales para evaluar los daños materiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí