La misión Inspiration4, que contó con cuatro turistas que viajaron al espacio, aterrizó con éxito en la Costa de Florida el pasado fin de semana

Una hazaña se presentó en los últimos días. SpaceX, una compañía estadounidense de fabricación aeroespacial, organizó la misión Inspiration4 para efectuar el primer vuelo tripulado por turistas.

Fue la primera vez en la historia que una misión orbital no contaba con astronautas profesionales a bordo. Simplemente fueron viajeros los que participaron del viaje al espacio durante tres días.

Elon Musk, el dueño y fundador de SpaceX, llevó a cuatro personas dentro del transporte. Jared Isaacman fue uno de los turistas, quien financió justamente la misión junto con Musk y cuya inversión no ha sido revelada.

Los demás viajeros fueron Hayley Arceneaux, mujer de 29 años sobreviviente de un cáncer infantil y asistente en un centro de salud; Sian Procotor, geóloga de 51 años; y Chris Sembroski, hombre de 42 años y empleado de una compañía de industria aeroespacial.

Lo más peculiar radica en que los viajeros no fueron sometidos a duros entrenamientos, como suele ser costumbre en los astronautas que emprenden misiones fuera del planeta.

Los viajeros no tuvieron necesidad de arribar a la Estación Espacial Internacional. En la misión, la cápsula Dragon llegó a una altitud de 585 kilómetros luego del despegue, mucho más arriba de la Estación.

Los cuatro pasajeros fueron testigos de vistas inéditas de la Tierra, luego de darle la vuelta durante más de 15 veces al día.

En el descenso a tierra, la cápsula contó con un escudo térmico que mantenía a salvo a los turistas. Cuatro paracaídas frenaron el veloz y fuerte descenso hacia el Océano Atlántico, en cercanías de Florida.

Se catalogó como exitosa la misión que marca un hito en la historia aeroespacial. El turismo espacial se considera como viable y puede marcar un antes y un después en la historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí