Según la investigación judicial, el condenado, conocido como alias Brincos, cuando la menor se escapaba de casa, le regalaba pega y le daba posada a cambio de servicios sexuales

Lo que hizo Albeiro Morales es indignante. Se aprovechó del estado de vulnerabilidad de una niña que tenía menos de 14 años y que además consumía estupefacientes. En varias ocasiones la accedió carnalmente y le pagaba con pegante.

Un juez lo condenó para que pase los próximos 19 años y seis meses en prisión. Sin embargo, algunos sectores señalan que es poco tiempo por aprovecharse sexualmente de una menor.

Los hechos ocurrieron entre el año 2017 y 2019. Albeiro tuvo varios encuentros sexuales con la niña que, aún no superaba los 14 años.

La diputada Juliana Enciso calificó de indignante esta condena. Dijo que debió ser un castigo ejemplarizante, debido a que se trataba de una menor de edad.

La comunidad en general rechazó este tipo de actos, al cual denominaron como abominable. Lamentaron que lo que pudo ser una condena ejemplarizante se convirtió en una pena baja.

Según la investigación judicial, el condenado, conocido como alias Brincos, cuando la menor se escapaba de casa, le regalaba pega y le daba posada a cambio de servicios sexuales.

Los actos sexuales al parecer ocurrían delante del hijo del abusador, un menor de 10 años. Incluso, un familiar llegó a contar que Morales organizaba fiestas con varios menores e invitaba a menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí