¡No lograron medalla, pero sí el respeto mundial!

0
296


Para muchos fue una noche frustrante en el deporte nacional, pero los deportistas colombianos marcaron grandes hazañas en la historia olímpica del país.

A primera hora, la pereirana Valentina Acosta cayó en la primera ronda individual del tiro con arco. Perdió 6-4 contra Sarah Bettles, arquera británica que fue más contundente en los lanzamientos clave.

Pese a su eliminación, es la primera vez que incursiona en las justas olímpicas. La campeona mundial juvenil de dicha disciplina demostró que tiene un gran futuro, y que claramente no será su última participación en el certamen.


Por otro lado, también hizo su aparición la guatiqueña Jenny Marcela Arias, que con sus 30 años logró debutar en unos Juegos Olímpicos, ¡y de qué manera!. Le entregó un nuevo diploma olímpico al país tras catalogarse en las ocho mejores de su categoría.

En el peso pluma femenino, se enfrentó a la filipina Nesthy Petecio. En una decisión unánime y polémica de los jueces, le concedieron el paso de Nesthy a semifinales.

Su motivación era cubrir los gastos médicos de su padre, sin embargo, el Ministerio del Deporte se comprometió a ayudarle con su gran inspiración.


En tercer orden, la dupla emblemática de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah quedó eliminada en cuartos de final. Se enfrentaron contra los neozelandeses Marcus Daniell y Michael Venus, quienes lideraron el juego con parciales 6-3, 3-6 y 10-7.

Sin embargo, lograron superar su marca en Juegos Olímpicos. En su última presentación habían llegado a octavos de final, y lograron una hazaña en la historia del deporte colombiano, puesto que nadie había logrado ubicarse entre los ocho mejores.


Finalizando la ronda de deportistas eliminados, Rigoberto Urán tuvo un buen desempeño en la prueba contrarreloj y adquirió su segundo diploma olímpico. Se posicionó en el octavo lugar con una marca de 57 minutos y 18 segundos. Primož Roglič obtuvo la medalla de oro.

Son deportistas que lograron el respeto y la admiración del mundo. Pese a no ganar la medalla, dejaron una base prometedora para figurar en la fiesta olímpica.

adesnce