¿Cómo fueron las masacres de El Aro y La Granja que ponen de nuevo a Uribe ante la Corte?

0
176

Masacre de La Granja.

El 11 de junio de 1996 un grupo de 30 paramilitares comandados por los hermanos Castaño, Salvatore Mancuso y el jefe paramilitar, Mauricio García alias ´Doble Cero´ asesinado en 2004, llegaron al corregimiento de La Granja, en Ituango, Antioquia. Recorrieron el casco urbano, ordenaron cerrar el comercio y asesinaron después de torturarlos, a 5 personas acusándolas de ser colaboradores de la guerrilla. Las investigaciones luego determinaron que los masacrados eran campesinos. 

En 2015 la Magistrada, María Consuelo Rincón,  ordenó investigar por acción u omisión a Álvaro Uribe Vélez, gobernador de Antioquia para la fecha de la matanza. Varios testimonios recogidos coinciden en la participación de agentes de estado en la masacre.

Masacre de El Aro

El Aro es otro corregimiento, también en el municipio de Ituango, Antioquia. A ese territorio llagó un grupo de paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) el 22 de octubre de 1997 y asesinaron a más de 15 personas, los relatos recogidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras entidades, permitieron determinar que fueron acribillados en estado de indefensión.

La acción armada provocó además el despojo de tierras y el desplazamiento forzado de cerca de 700 personas.

El excomandante de las AUC, Salvatore Mancuso, confesó que fue quien ordenó la incursión en El Aro. Además incriminó a varios militares a quienes señaló como cómplices. Durante las horas que duró la toma al casco urbano de El Aro, el ejército no llegó para repeler la acción paramilitar.

En el testimonio de Mancuso y de otros ex paramilitares, se mencionó que en la masacre se utilizó el helicóptero de la Gobernación de Antioquia, para trasladar a los hombres que cometieron la masacre. Para la época de los hechos, Álvaro Uribe, seguía siendo el Gobernador de Antioquia.

El también expresidente, ha desmentido en varias ocasiones esa acusación, asegurando que los registros y cartas de vuelo constatan que la aeronave no sobrevoló la zona por esos días.

El ex paramilitar, Francisco Villalba, asesinado en noviembre del 2008, acuso en su momento a Álvaro Uribe como el actor intelectual de los crímenes. El 31 de mayo de 2018, la Corte Suprema de Justicia, declaró como crimen de lesa humanidad ambas masacres, garantizando que las investigaciones no venzan en el tiempo y poder continuar con la búsqueda de los responsables.

En la decisión más reciente al respecto, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia citó a versión libre para el 16 de septiembre al expresidente Uribe, para que responda las preguntas de los magistrados sobre su presunta participación en estas dos masacres. La defensa del ex mandatario está pidiendo que el expediente sea trasladado a la Fiscalía, bajo el argumento que la Corte perdió toda competencia para investigar a Uribe, luego de su renuncia al Senado de la República y porque para la fecha de los hechos no era congresista.