miércoles, abril 17, 2024

En la mira: ¿Están bien estructurados los protocolos de seguridad del Bioparque Ukumarí?

Compartir

Hace poco, la noticia de la ejecución de 2 chimpancés que se habían fugado en Pereira, conmocionó a todo el país, generando una gran ola de opiniones y críticas tras el suceso. Grupos animalistas y ciudadanos indignados han cuestionado los protocolos de seguridad del bioparque Ukumarí, argumentando que no se respetó la integridad de los animales y que estos pudieron haber sido sedados y reintegrados a su espacio.

Esta situación ha escalado a manos de la Procuraduría General de la Nación, quien ha solicitado al Bioparque detalles de los protocolos, la fuga, la búsqueda y las condiciones en las que murieron los animales. Según Sandra Correa, gerente de Ukumarí, el protocolo exigía matar a los animales en caso de que se pusiera en riesgo la vida de un ser humano. Fatídicamente, en medio de la búsqueda, uno de los chimpancés intentó atacar a uno de los veterinarios, por lo que no pudieron evitar abatir a los animales.

La controversia inicia con las grabaciones de cámaras de seguridad y personas presentes, en donde se ve, al menos a uno de los ejemplares, caminar tranquilamente por un parqueadero, sin mostrar indicios de agresividad u hostilidad. Por otro lado, la búsqueda de los animales se dio en horas de la noche, lo que significa que había poca actividad humana en la zona y facilitaba las condiciones para un posible rescate.

Aunque el documento oficial de los protocolos de seguridad del parque no se encuentra disponible o es de difícil acceso, en una rueda de prensa, la gerente de Ukumarí dio a conocer el protocolo usado en el caso del animal, en donde se avisa al personal del parque y poblaciones en riesgo, se alerta a las autoridades, se prepara un equipo de rescate acompañado de la fuerza pública y finalmente se hace uso de la fuerza letal tras un enfrentamiento entre uno de los animales y el personal de rescate.

En comparación con los protocolos de otros zoológicos nacionales e internacionales, todas las normativas están bien estructuradas y son seguras. Sin embargo, cabe mencionar que, De acuerdo con una guía de anestesiología en animales de laboratorio: Anestesia en el Animal de Laboratorio (F J. Rodrigo Baeza 1991), existen soluciones de sedación que pueden actuar a partir de los 5 minutos de aplicación, mientras que en la rueda de prensa, el personal del parque aseguró que los dardos sedantes tardaban entre 10 y 15 minutos.

Solo queda preguntarse si se usó la fuerza letal como último recurso o si se pudo haber evitado la muerte de los 2 ejemplares de chimpancé. Serán las autoridades las que esclarezcan los hechos y actúen consecuentemente en caso de hallar una irregularidad.

Optimized by Optimole