domingo, marzo 3, 2024

Se fortalece la atención en salud y nutrición de los niños, niñas y adolescentes indígenas.

Compartir

El programa Guardianes de la Salud dentro de las comunidades indígenas involucra a las parteras, Jaibanás, yerbateros y médicos ancestrales, con el apoyo de una enfermera profesional que es de la comunidad Embera.

Como resultados de estos encuentros se han adquirido una serie de compromisos.

Por ejemplo, la autoridad indígena se compromete a que todos los padres deben autorizar la salida o traslado de ese menor que se encuentra enfermo de manera inmediata una vez sea captado por el personal de ICBF, dirección local de salud o secretaría de salud.

Para los padres que se niegan o no permitan el traslado de los niños, los guardias indígenas se encargarán de estos padres a través del mandato interno.

En lo sucesivo, se identificarán los niños y niñas que se encuentren en estado de desnutrición y con el diligenciamiento de una ficha, al identificar el menos que esté en riesgo deberá ser trasladado de manera inmediata al centro de salud.

Finalmente, combinando la medicina ancestral con la occidental, en primera instancia los menores afectados deberán ser atendidos por el Jaibaná; sin embargo, si pasado un día no se presenta mejoría alguna en la salud del menor, este deberá ser remitido al puesto de salud u hospital para recibir la atención requerida.

spot_img

Relacionado

- Advertisement -spot_img
Optimized by Optimole