La cifra de víctimas fatales por accidentes fue de 100 personas, con una reducción del 10% en comparación con el año anterior.

Aunque la cifra es alta, se redujo un 5% en los accidentes en las vías del país, así lo asegura el ministro de transporte.  

Uno de los factores principales por accidentalidad es la impudencia de los conductores, como la conducción a alta velocidad y adelantamiento en curvas.