Los habitantes de San Isidro y Peñas, del corregimiento Puerto Caldas, se quejan porque desde el 3 de marzo del 2021 los desalojaron de sus casas y la Alcaldía de Pereira no se ha hecho responsable del alcantarillado en sus viviendas.

Son 110 familias desalojadas que han esperado 20 meses la ayuda de las autoridades para vivir dignamente.

21 personas de la comunidad Emberá Chamí se reunieron en la Alcaldía para pedir que no se olviden de ellos y les ayude con sus problemáticas después del desalojo.

El 3 de marzo del presente año tendrán una reunión con las autoridades de la Alcaldía, esta es la solución que le ha brindado hasta el momento.

https://twitter.com/noticias_unoa/status/1628877953357516803?s=20