Un joven de 17 años deberá pasar dos años en un centro de atención especializado por el delito de acceso carnal violento el cual cometió en contra de su cuñada.

La conducta tuvo lugar en una vivienda del barrio Timmy en Florencia, Caquetá.

Según la investigación, el menor aprovechó que la esposa de su hermano estaba en recuperación de una cesárea para violentarla sexualmente. La mujer tan solo tenía dos días de haber dado a luz.

La víctima, de 23 años, fue incapaz de resistir el ataque sexual de parte de su cuñado. Los fuertes dolores producto de la cesárea ayudaron para que el agresor la doblegara sin problema alguno y cometer los vejámenes.

El joven fue aprehendido días después en su lugar de residencia.