En medio de un atraco a un casino, cuando las autoridades llegaron a atender el llamado de la comunidad fueron recibidos con disparos. Producto de la balacera dos delincuentes y un policía perdieron la vida.

Según los testigos, los delincuentes estaban asaltando a clientes y empleados en horas de la noche e hicieron el llamado a la policía del sector para que hiciera presencia en el casino.  

Víctor Torres Pulido, patrullero que llevaba nueve años en la institución, murió en el lugar de los hechos.  

Dos ladrones fallecieron, uno en la puerta del establecimiento y el otro en un centro asistencial. El tercer delincuente se dio a la fuga.

La balacera ocurrió en las localidades Suba y Engativá en Bogotá.