Con éxito finalizó la adopción de los equinos que se jubilaron gracias al proyecto de sustitución de vehículos de tracción animal en La Virginia, Risaralda.

Un total de diez caballos fueron adoptados a través de un proceso de selección donde los postulantes debían cumplir con algunos requisitos para garantizar el bienestar del animal.

El proyecto de sustitución de estos vehículos se realizó gracias a los aportes de la Gobernación de Risaralda y la Alcaldía de La Virginia.

Este proceso fue liderado por la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad de La Virginia a través de la Dirección de Gestión Ambiental con el apoyo de Crines.