Luego de seis días de emergencia sanitaria los habitantes de La Virginia, Risaralda, gozan nuevamente del servicio de acueducto.

El colapso de un tramo de la tubería madre que transporta el líquido desde la planta de tratamiento había ocasionado la suspensión en el abastecimiento.

Fueron largas jornadas de trabajo en el sector de La Garrucha para restablecer el servicio. La obra estuvo a cargo de la empresa Industrias del Pacífico y la Empresa de Servicios Públicos.

El trabajo realizado es temporal puesto que la solución definitiva requiere más de un mes.

Alrededor de 32 mil personas resultaron afectadas por la falta de agua potable.