El director de la CARDER y la inspectora Policía de La Virginia fueron amenazados de muerte