El conjunto ‘matecaña’ obtuvo la victoria sobre el cierre de un fenomenal espectáculo de fútbol

Los dirigidos por Alexis Márquez volvieron a sonreír una vez más: otra victoria épica sobre la hora los aleja del fantasma del descenso. Deportivo Pereira derrotó con jerarquía y efectividad a un arriesgado Quindío, que presionó en zona alta durante gran parte del partido.

Apenas sobre el minuto 2 se marcó el primer gol del encuentro. Carlos Ramírez, más conocido como ‘caliche’, remató en soledad con su cabeza tras un brillante centro de Henry Rojas. La envió con mucha contundencia a la portería de Luis Estacio, quien tuvo que abandonar el campo minutos después.

Posteriormente, vendría otra jugada de balón parado. Partió un centro del tiro libre en cercanías al área del Pereira, donde remata Jairo Roy Castillo. Terminaba pegándole a Cristian Flórez, el lateral que desvió la trayectoria de la pelota y la mandó en su propia portería. Sobre el minuto 11, Quindío advertía de sus potentes armas ofensivas.

Los dos equipos daban todo de sí, pero era el momento para el conjunto local. Seguían agobiando la defensa ‘matecaña’ por medio de la presión constante; sin embargo, no pudieron resolver en dicho tramo del partido.

Al minuto 41, Pereira se volvía a poner en ventaja. Jhonny Vásquez aprovecha la libertad en la puerta del área y tira un remate rastrero; un defensor desviaba también la pelota, que terminó ingresando a la portería quindiana. Lo ganaba Pereira 1-2 antes de ir al camerino.

Óscar Héctor Quintabani, estratega de los ‘milagrosos’, movió las fichas. El ingreso de Carlos Sosa, puntero izquierdo de los locales, fue fundamental para el segundo gol del equipo.

Jherson Mosquera tiró una pelota dividida hacia Harlen Castillo, quien despejó a cualquier parte; no pudo recepcionarla óptimamente Jhonny Vásquez, por lo que pierde la pelota y le cae al mismo Sosa que impactaba al arco. La tribuna norte se levantó a festejar el gol.

El Deportes Quindío se vio mejor hasta los últimos minutos del partido; sin embargo, hubo una jugada muy polémica del VAR. Sobre los últimos 15 minutos del partido, Wilmar Roldán vio un penal sobre Darío Rodríguez, quien fue barrido imprudentemente por Carlos Ramírez. El VAR no tenía la certeza de que sí haya sido falta punible, por lo que revisa el monitor y decide que no fue tal.

La anulación del penal denotó un envión anímico para Pereira. Quemando uno de sus últimos cartuchos, y luego de la entrada del ‘amuleto’ León Muñiz, vendría el estallido en júbilo al final.

Se presentó una falla garrafal de comunicación entre Leyser Chaverra, uno de los puntos más destacados, y Jefferson Sánchez, el arquero suplente que había ingresado en los primeros minutos. Chaverra dividió demasiado la pelota y Sánchez estaba mal posicionado.

Allí mismo, Brayan León Muñiz tuvo la viveza de recuperar la pelota y rematar inmediatamente. Sacó un fuerte remate en medio de la soledad del arco. A raíz de dicha anotación, acumula cinco gritos de gol con la casaca ‘matecaña’.

Fue un partidazo. Pereira se aleja de la zona roja con 109 puntos, cuatro más que el Deportes Quindío y tan solo tres menos que Patriotas. Por otro lado, los ‘matecañas’ terminan la fecha dentro de los ocho, posicionándose en el sexto lugar con 21 puntos.

Foto: Ricardo Vejarano (DIMAYOR)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí